jueves, 22 de febrero de 2018

NEOFEMINISMO: PODEROSA MOTIVACIÓN ES DOÑA SUBVENCIÓN



Vilipendiada, perseguida y amenazada, Erin Pizzey es una de las antiguas feministas enmarcada en el movimiento de la segunda ola de los años sesenta. Su vida dio un giro radical al describir públicamente al movimiento feminista "como un negocio, un entramado multimillonario que comienza en los años setenta en Inglaterra y que da como origen una gran industria del feminismo". 

Pizzey fue pionera en la creación de refugios privados para mujeres maltratadas que tuvieron un gran éxito en Gran Bretaña. La activista comenzó a recibir donaciones privadas y, tal y como ella misma cuenta, "en el momento en el que el dinero llegó a los refugios, se aproximaba el sonido de las botas feministas que venían a secuestrar las asociaciones de la violencia doméstica y a convertirla en una industria millonaria". Eso sí, estatal.

La mujer, "víctima" de los hombres

Tras el movimiento hippie y la lucha contra el apartheid, las nuevas feministas empezaron a inspirarse en el marxismo, presionando al Gobierno británico para recibir subvenciones y, poco a poco, lo consiguieron. Llegan las primeras partidas presupuestaria en 1974. Tal y como narró Pizzey a Sky News, "esta máquina de hacer feminismo tan eficiente sabía lo que debía hacer para consolidarse como una gran empresa estatal". Y lo hicieron. Expulsan a las feministas que no están de acuerdo con la victimización de la mujer y lanzan un mensaje que calará hasta nuestros días: el hombre es un ser malvado por naturaleza, una especie de asesino en potencia.

Los hombres fueron expulsados del movimiento. Nace la tercera ola, neofeministas que no están dispuestas a compartir las manzanas que les caen del paraíso del Estado. La culpa es de los varones (el malvado "heteropatriarcado"). Atrás quedarán los gritos de las sufragistas del siglo XIX, sus ideas ya "no venden" en nuestra era. La libertad de la mujer y su igualación de derechos con respecto al hombre, tan añoradas por las feministas de la primera y segunda ola, no tiene rédito político. La mujer como ser desvalido, sí. Arranca en palabras de Pizzey,"el gran negocio, las feministas se enganchan a la yugular del contribuyente".

Cómo operan "las empresarias" del feminismo

En nuestro país tenemos al menos a dos Erin Pizzey. Una de ella, es la doctora de economía María Blanco. La profesora acaba de publicar Afrodita desenmascarada: una defensa de feminismo liberal. La escritora nos atiende mientras cambia de clase y salen sus alumnos. Blanco aclara que "la tercera ola feminista de los setenta fue capturada por la izquierda, pero aún tenía buenas intenciones sobre los derechos de la mujer. Ahora, sin embargo, vamos hacia una cuarta ola feminista con objetivos espurios: que los hombres lleven tacones o que los niños carezcan de identidad sexual, por ejemplo".

La madrileña alerta sobre "el peligro que tiene esta cuarta ola sobre su influencia en la sociedad civil". Señala que este tipo de movimientos de nuevo cuño vive de "explotar la miseria ajena". A diferencia de Pizzey, esta investigadora no cree que sólo busquen dinero, "lo que desean es la perpetuación en el poder, y lo peligroso es que esta maquinaria es eficiente. Una vez que se otorga una subvención, es imposible eliminarla, sólo puede ir a más".

Nace el "feminismo disidente"

Contundente, declara que "son un auténtico lobby que ha degenerado en la más absoluta victimización de la mujer". Es aquí donde la cuarta ola feminista está entrando en conflicto. En este sentido, Blanco se muestra optimista sobre el futuro, ya que es conocedora de un nuevo "feminismo disidente". "Se está produciendo una ruptura, hay peleas entre las feministas, como si fuera una película de los Monty Python. Discuten quién defiende más a la mujer".

De hecho, en universidades como Valencia y Sevilla ya se están realizando charlas de feministas disidentes, pero Blanco cree que "todavía hay mucho por hacer. El control estatal y, por ende económico, quiénes dictan lo que es feminista o no, lo siguen teniendo estos colectivos".

"Si no piensas como ellas, no eres mujer" 

María Blanco no es la única española que investiga sobre las neofeministas. Desconocida para muchos, pero perseguida, insultada y amenazada en su entorno laboral tenemos a Alicia Rubio, profesora de un instituto de secundaria de la Comunidad de Madrid. Es la encargada de desenmascarar "el entramado económico y la mafia feminista en España" en su libro Cuando nos prohibieron ser mujeres y nos persiguieron por ser hombres.

Hablamos con ella y su voz denota nerviosismo. Notamos que lo está pasando mal. Nos cuenta que en su entorno laboral ha sufrido insultos y mobbing desde que expresara sus ideas en el entorno del centro educativo en el que trabaja. La escritora nos habla de su investigación sobre las partidas presupuestarias destinadas a los movimientos feministas españoles. Es entonces cuando se topa con el oscurantismo existente.

Según Rubio, el dinero destinado a organizaciones como el Instituto de la Mujer no se fiscaliza, es decir, no se dan explicaciones de lo que hacen con el presupuesto. "Estuve en una reunión en el Instituto de la Mujer donde se decidían qué coordinadoras se encargarían de repartir los 50 millones de euros procedentes de los Fondos Europeos. Discutían entre ellas y lo único que estas 200 personas reclamaban eran que querían pasar a ser funcionarias, y otras que ya les tocaba el contrato indefinido".

Aclara que las vías de financiación del movimiento feminista son múltiples y enrevesadas a conciencia para que nadie las cuestione, para que nadie se entere."Manejan muchísimo dinero [público], por eso son tan fuertes, un lobby real, y son las menos interesadas en que el machismo o violencia doméstica desaparezca, ya que esto implicaría desmontarles su chiringuito".

El neo-feminismo, siempre atento a los problemas
REALES de las mujeres 
Surgen los "comederos": delegaciones, asociaciones (Rubio contabilizó 2.000 sólo en Andalucia) y una maquinaria empresarial "sin beneficios reales para las mujeres". Lo llamativo es que las muertes al año a manos de sus parejas o exparejas siguen siendo más o menos las mismas a pesar de los cambios legislativos y el aumento de partidas presupuestarias destinado a tal fin. En 1999, murieron 54 mujeres por violencia de género, mientras que en 2017 fueron 52.

'Empresarias' del feminismo en España

Por el contrario, la organización Impacto de Género Ya, que aglutina a 40 asociaciones feministas, achaca estos tristes resultados a que "los Presupuestos Generales del Estado no destinan dinero suficiente". De los 31 millones que el PGE destinaba en 2011 a las plataformas feministas se ha pasado a una promesa del gobierno de inyectar a estas organizaciones 1.000 millones para los próximos cinco años, a un ritmo de unos 200 millones al año. La presión funciona.

Junto con las comunidades autónomas y ayuntamientos se ha sellado por unanimidad el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. El acuerdo, alcanzado en el Congreso el pasado año, contempla una financiación de 1.000 millones de euros en cinco años y más de 200 iniciativas para su lucha. Así lo confirmaba la ministra de Igualdad, Dolors Montserrat, quien garantizó que destinará, para empezar, "200 millones de euros de esa partida al pacto contra la violencia de género en 2018" redistribuidos entre el gobierno central, las comunidades autónomas y las asociaciones feministas.

Alicia Rubio remata la entrevista con una frase muy contundente: "Me gustaría haceros llegar la última frase que escuché a una política: sin dinero público no habría feministas".

(Visto en http://m.libertaddigital.com/)

EL "MUNDO BERNAYS": BIENVENIDO A LA SOCIEDAD TELEDIRIGIDA



"La manipulación consciente e inteligente de los hábitos organizados y las opiniones de las masas es un elemento importante de la sociedad democrática. Aquellos que manipulan este mecanismo invisible de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder gobernante de nuestro país ... "Estamos gobernados. Nuestras mentes son moldeadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por los hombres que nunca hemos oído hablar”.

En 1928, un joven llamado Edward Bernays escribió estas palabras en un breve libro que sentó las bases de las relaciones públicas modernas. El libro se titula modestamente Propaganda (hoy lo tacharían de conspiranoico).

Edward Bernays
Las Relaciones Públicas (PR) son ampliamente entendidas como el flujo de información entre un administrador (ya sea un individuo u organización) y el público. Disfrazado por esta definición, la práctica puede parecer bastante benigna, hasta que empezamos a desempacar la gran cantidad de trucos que las empresas de relaciones públicas recurren habitualmente en sus constantes esfuerzos por manipular la opinión pública. Muchas de estas técnicas se concibieron por primera vez en la primera mitad del siglo XX por uno de los pioneros, Edward Bernays. El sobrino de Sigmund Freud, Bernays se sintió fascinado por las teorías de su tío sobre la naturaleza humana y los impulsos instintivos. Mientras que Freud había postulado que las fuerzas primitivas sin control dentro de los seres humanos podrían conducir al caos y la destrucción, Bernays tomó estas mismas teorías y las aplicó al mundo de la publicidad con el fin de profundizar en la comprensión del comportamiento del grupo. A través de su estudio y aplicación del psicoanálisis de Freud, desarrolló muchas de las técnicas de persuasión de masas que vivimos hoy en día.

Durante la Primera Guerra Mundial, Bernays trabajó como agente de prensa en los Estados Unidos, promocionando la guerra de Estados Unidos bajo el lema "hacer el mundo seguro para la democracia". La campaña tuvo un gran éxito en el cambio de la opinión pública estadounidense escéptico en el apoyo a la guerra, este éxito llevó a Bernays a reflexionar sobre el papel potencial que la propaganda puede desempeñar en tiempo de paz. Cuando terminó la guerra, creó su propio negocio: el Consejo de Relaciones Públicas, siendo la primera vez que se utilizó este concepto. Con la ayuda de las teorías de su famoso tío, planeaba ampliar tácticas ya desarrolladas por los gurús de PR George Parker y Ivy Lee. Bernays estaba particularmente interesado ​​en la gestión de la forma en que una multitud de personas sintian y actuaban. La idea de las fuerzas irracionales ocultas dentro de los seres humanos lo intrigaba, y vio una gran oportunidad para impulsar su carrera, tratando de manipular el inconsciente colectivo. Después de la lectura de Freud Introducción General al psicoanálisis , Bernays se formó una idea: quizá la mejor manera de vender productos fuera enfrentando emociones irracionales entre grupos. Si las teorías de Freud eran correctas, entonces se puede suponer que las inseguridades individuales podrían transformarse en consumismo, reemplazar los motivos según las necesidades prácticas por deseos irracionales.

A Bernays le fue concedida la oportunidad de experimentar en la mente del público cuando American Tobacco Corporation lo contrató para romper el tabú social que rodea a las mujeres que fumaban cigarrillos. Bernays consultó al psicoanalista prominente Brill, quien le dijo que los cigarrillos eran símbolos de la potencia sexual masculina. Si Bernays pudiera encontrar una manera de conectar los cigarrillos con la idea de desafiar el poder masculino, entonces las mujeres fumarían. Con esto en mente, Bernays convenció a un grupo de debutantes ricas para ocultar los cigarrillos en la ropa durante el desfile anual de la Pascua de Nueva York, con la instrucción de que todas a la vez, encendieran los cigarrillos de forma espectacular. A continuación, informó a la prensa que un grupo de sufragistas se estaban preparando para protestar por la dominación masculina mediante la ignición de lo que llamó "antorchas de la libertad" durante el desfile. La prensa estaba desesperada para fotografiar el evento, que vinculaba la idea de la libertad con el acto desafiante de la mujer de fumar. El plan fue un éxito, y la historia rompió en todo el país, y la venta de cigarrillos a las mujeres comenzó a subir. A través de este experimento social, Bernays aprendió que podía infundir significado de gran alcance sobre los objetos irrelevantes. Las decisiones de los consumidores ya no se basan en un cuidadoso razonamiento, sino que se convertirían en las expresiones de la individualidad.

La década de 1920 fue una época de auge para las empresas estadounidenses: estaban echando fuera de las líneas de producción productos de todo tipo a un ritmo vertiginoso y la principal preocupación de la clase adinerada era la amenaza de exceso de producción. Vender en base a la necesidad ya no era una opción; era necesario que hubiesen consumidores y no ciudadanos y Bernays estubo íntimamente involucrado en este proceso. A principios de los 20 los bancos de Nueva York financiaron la creación por todo el país las cadenas de tiendas por departamentos para servir como puntos de venta de sus excedentes productivos recién descubiertos. Bernays trabajó para la revista de la mujer de William Hearst para promocionar sus productos. Perfeccionó varias técnicas de persuasión de consumo masivo que ahora son muy utilizados, la colocación de productos en películas, falsos "estudios independientes" que sugieren que los productos de una marca son los idoneos, los coches como símbolos de la sexualidad masculina, ropa como expresiones de la individualidad, y casi cualquier cosa que involucre el estimulo dedeseos íntimos de las personas y saciandolos con los bienes materiales. La onda resultante del gasto de los consumidores llevó a un auge del mercado de valores, y Bernays promovió la idea de que la gente común debe comprar acciones de los bancos que representaba, millones de estadounidenses siguieron su consejo. En 1928, Herbert Hoover es elegido presidente. Un ávido y seguidor de la carrera de Bernays, Hoover fue el primer presidente en articular la idea de que el consumismo se había convertido en la columna vertebral de la vida estadounidense y la clave para el progreso económico. Con Hoover llegó una nueva idea sobre cómo manejar la democracia de masas, en el corazón de lo que fue el consumidor. La democracia podría ser utilizada como un paliativo: una falsa elección en lugar de la agencia humana.

Sigmund Freud
La década de 1920 llegó a su fin, profundos cambios comenzaron a ocurrir. Freud, al reflexionar sobre las tensiones que barren Europa de la época, publicó un nuevo libro titulado La civilización y sus descontentos . Su tesis principal es que la libertad individual era imposible o peor aún, que era muy peligrosa. Para Freud, esto significaba que las masas siempre deben ser controlados, no fue el único en llegar a esta conclusión. En marzo de 1933 los nacionalsocialistas fueron elegidos en Alemania. Los nazis trataron de manipular los sentimientos irracionales de la opinión pública alemana de una manera que promueve la fuerza a través de la unidad nacional. El ingeniero jefe de este proceso fue el ministro nazi de Propaganda, Joseph Goebbels. Uno de sus principales fuentes de inspiración, como le dijo a un periodista estadounidense, fue la obra de Edward Bernays.

A pesar de sus mejores esfuerzos, la influencia de Bernays se desvaneció después de la caída de la bolsa de 1929, aunque su carrera estuvo lejos de terminar. La reacción del gobierno estadounidense a la Gran Depresión llegó con la introducción del New Deal de Roosevelt, en represalia a lo que ellos(elites empresariales) percibían como la interferencia estatal en sus asuntos privados, las corporaciones estadounidenses lanzaron un contraataque. Los ejecutivos corporativos y financieros se reunieron para discutir la necesidad de recuperar el poder en Estados Unidos, y bajo el paraguas de una organización llamada la Asociación Nacional de Fabricantes se lanzó una campaña para ganar la espalda pública al lado de las grandes empresas. Bernays fue contratado como asesor de General Motors. La tarea era la construcción de una visión de la sociedad utópica que el capitalismo de libre mercado podría crear, si no se obstáculizaba por la regulación gubernamental. Para llevar a cabo con éxito esta hazaña, Bernays normaliza la idea de que la verdadera democracia era sólo alcanzable a través del capitalismo, que las empresas privadas podrían responder a las necesidades de los consumidores de una manera que ningún otro sistema podía, que el éxito de la democracia estadounidense podría medirse por su gran gama de productos manufacturados, adaptados a la selección de moldes de estilos de vida que las corporaciones estadounidenses habían engañado al público haciéndoles creer que existían.

Uno de los últimos y más importantes puestos de trabajo de Bernays se llevó a cabo durante el apogeo de la Guerra Fría, a instancias de su cliente, la multinacional United Fruit Company (UFC). Las vastas plantaciones de bananas propiedad de la UFC en Centroamérica que ellos controlaban a través de regímenes títeres denominados "repúblicas bananeras". En 1950, el general Jacobo Árbenz fue elegido presidente de Guatemala, y en 1953 anunció los planes de su gobierno para nacionalizar la mayor parte de las parcelas de la UFC. Bernays fue el encargado de popularizar en EEUU los planes para derrocar a Arbenz que se estaba instigando entre la UFC y el Gobierno estadounidense. Bernays extingue la percepción de que Arbenz fue elegido por el pueblo, y en su lugar lo retrató como una amenaza comunista encaramado a las puertas de Estados Unidos. Él organizó un viaje a Guatemala para influyentes periodistas estadounidenses y organizó para que fueran entretenidos por escogidos políticos guatemaltecos que afirmaron que Árbenz estaba controlado por Moscú. Luego creó una agencia independiente de noticias falsas en los Estados Unidos llamada American Information Bureau Media, y bombardeó los medios de comunicación estadounidenses con los comunicados de prensa que indicaban que Moscú tenía planes para usar Guatemala por su valor estratégico militar. Después que Bernays convenciara a fondo el público estadounidense de que el comunismo se estaba desarrollando sin trabas en el sur, el presidente Eisenhower ordenó a la CIA para organizar un golpe de Estado. En 1954, Arbenz fue derrocado y reemplazado por una junta militar encabezada por el coronel Carlos Castillo. Gracias en parte a Bernays, las plantaciones de bananas se mantuvieron bajo control UFC.

La idea de que las masas pueden ser controladas como marionetas es irresistible para las elites que tienen mucho que ganar al obligar a la clase obrera a aceptar una vida mediocre, falazmente reanimada por la ilusión de la innovación. Nuevas tendencias, nuevos gadgets, nuevos pensamientos únicos, todo desechable, ya que son inalcanzables, acompañado por la siempre presente narración de los medios convencionales, tamborileando en el fondo como un reloj de la muerte.

Cualquiera que sea la actitud que uno elija hacia esta condición, sigue siendo un hecho que en casi todos los actos de nuestra vida cotidiana, ya sea en la esfera de la política o los negocios, en nuestra conducta social o nuestro pensamiento ético, estamos dominados por un número relativamente pequeño de personas, que entienden los procesos mentales y el patrón social de las masas. Son ellos los que mueven los hilos que controlan la opinión pública, que aprovechan las fuerzas sociales e idean nuevas formas de enlazar y dirigir el mundo. (Propaganda, Bernays)

Antonio Fernández
(Visto en http://www.conjugandoadjetivos.com/)

miércoles, 21 de febrero de 2018

EL MITO DE LA BRECHA SALARIAL


Todo empresario busca maximizar su beneficio, minimizando sus costes,
¿para qué iba a contratar a hombres si pudiera contratar a  mujeres pagán-
doles menos para que hicieran el mismo trabajo? He ahí la cuestión

Empezaré por lo obvio: un problema que no existe no puede ser solucionado. Y si, frente a su evidente irrealidad, alguien insiste en su existencia, no es para combatirlo, sino para proyectar un perverso estigma de culpabilidad contra otro u otros. Es una táctica tramposa pero eficaz que ideologías diversas han utilizado contra sectores de la población a los que buscaban marginar, someter o, directamente, exterminar, ... lo primero es encender el odio contra el colectivo rechazado mediante argumentos inconsistentes pero insistentes, según el conocido "modus operandi" de propaganda Goebbels-Bernaysiana. Luego ya vendrán las medidas contra ese colectivo.

Y, cuando se recurre a las más retorcidas mentiras, el único problema para el Poder es bien fácil: silenciar su refutación.


Hoy la ideología de odio promovida, financiada y respaldada por el Poder político es el misandrismo disfrazado de feminismo igualitario, pero sin igualdad por ninguna parte (discriminación del varón, ley VioGen, sustitución del mérito por el género como criterio de acceso al funcionariado, etc.) ... salvo en las proclamas teóricas, el campo en que el totalitarismo siempre se pone presentable.

De acuerdo con la apuntada necesidad de diagnosticar problemas inexistentes, la retórica inflamada (en el sentido en que la inflamación es una alteración patológica y un estado enfermizo) del feminismo de tercera generación exige aplicar una óptica desquiciada a la realidad para poder victimizar a media sociedad y culpabilizar a la otra media ("cuanto peor, mejor", según la lógica terrorista adoptada por la "intelligentzia" oficialnoica). Y, al margen de la falacia que supone juzgar al machismo por sus efectos y al feminismo por sus intenciones, las reclamaciones del supremacismo homomatriarcal varían entre lo grotesco (la lucha contra el "manspreading") y lo tramposo (la inexistencia oficial de denuncias falsas que tan ventajosas resultan para sus impunes autoras), con la paranoia prefabricada de la "brecha salarial hombre-mujer" como recurrente punta de lanza y pespunte sin hilo, pues las evidencias en contra, la clamorosa ausencia de pruebas y el sentido común lo contradicen.


Pero es que discutir con los palmeros y las palmeras de la propaganda oficial es tan infructuoso como hacerlo con un posavasos de Ikea: repiten como papagayos el mantra de que hay que informarse para poder llevarles la contraria y al primer desglose razonado de las tramposas estadísticas a las que recurren se quedan sin habla.

Y es que la cantinela de la brecha salarial ha sido refutada en incontables ocasiones, pero está visto que no se enteran (lo de informarse es solo para sus contradictores), y eso que los desmentidos han venido en ocasiones de los mismos que promocionaban la patraña: hace años el ministro Caldera reconocía que la diferencia bruta de salarios entre sexos se explica porque el porcentaje de hombres que sacrifica una vida familiar en aras de ocupar puestos de poder es mayor que el de las mujeres, por lo que invierten más horas en el ámbito laboral y suelen copar los cargos directivos.



Basta con tres sencillas preguntas para demostrar la falacia de la distinta remuneración hombre-mujer: ¿Alguien ha podido presentar ante los medios las nóminas de dos trabajadores -varón y mujer- de la misma empresa que desempeñen la misma categoría profesional, con la misma antigüedad y mismas condiciones (responsabilidades, horas extras, etc.) en la que aparezca diferencia salarial alguna en función del sexo del titular? ¿Alguien sabe de alguna empresa en todo el territorio español donde esté implementada una gratificación extraordinaria por ser hombre? ¿Alguien se cree que en una empresa cualquiera, por el mismo trabajo (el mismo perfil y duración), una mujer podría cobrar ni un solo euro menos que un hombre sin que interveniera la inspección de trabajo?

Pero es que suponer que existe una especie de conjura secreta entre malignos empresarios que prefieren postergar, humillar y marginar a las mujeres antes que obtener el beneficio económico que es la razón de ser del sistema capitalista no solo es ilógico, es absurdo. La regla número uno del sistema económico es obtener el máximo beneficio con el menor costo posible. Suponiendo que los empresarios no son lerdos -condición desventajosa en la jungla de la economía-, ¿para qué iban a contratar a hombres si pudieran contratar a mujeres pagándoles menos para que hicieran el mismo trabajo?

Y, ya que estoy lanzado, subrayo lo de "el mismo trabajo", porque si el del hombre es diferente (mas horas, mas disponibilidad, mas riesgos, mas nocturnidades, mas responsabilidades, ...) la remuneración, por justicia, ha de serlo también. Pero es que la estadística ignora el esfuerzo y lo sitúa todo en una media tramposa: con la media, coges el total (salario sumado de hombres o mujeres) y lo divides por un número (hombres, mujeres), pero nada más. La media no usa ni horas trabajadas, ni tipo de empleo, ni posición, ni méritos, ... La trampa es tan obvia que no tengo ni que salirme de mi propia experiencia laboral para refutarla: cuando trabajaba de dependiente en ciertos grandes almacenes había una noche terrorífica, la del 5 de enero, en que se desmontaba toda la parafernalia de Reyes y se dejaba la tienda montada para la venta de las rebajas de enero. Eso significaba que la plantilla de vendedores nos pasábamos una madrugada de locura acarreando mercancía, reponiendo, colocando, etiquetando y sudando la gota gorda. Solo que a una infame hora de la madrugada las mujeres eran liberadas de la tarea y podían irse a casa a descansar mientras que los  hombres seguíamos "faenando" hasta casi el alba (¡toma privilegio heteropatriarcal!). Por supuesto, las horas extras de la noche eran remuneradas, pero al ser más las graciosamente endosadas al esclavo masculino -lo de la negociación previa de esas horas, de acuerdo con el Estatuto de los Trabajadores, debió ocurrir mientras yo estaba distraído- que las de nuestras compañeras del otro sexo (libres para estar mas tiempo con sus familias, libres del entonces vigente servicio militar obligatorio, libres de tantas cosas, pobrecillas ...), la media delataba que los hombres cobrábamos más ... porque habíamos trabajado más. Brecha salarial al canto.

Logo que habría hecho las delicias del dr. Freud. Piensen mal,
depravadillos, y acertarán ... ¡qué demonios, se quedarán cor-
tos! Pero no hay "envidia del pene", que va.
Y no creo que mi experiencia particular sea una aguja en medio de un pajar de desigualdades, al menos de desigualdades desfavorables para las mujeres, dada la cultura empresarial dominante en esta piel de toro: en la mayoría de los supermercados, por ejemplo, se encuentran eximidas de todo esfuerzo físico. ¡Cuanta opresión falocrática-heteropatriarcal-machista-cisnormativa-y-no-se-qué-más!

Queridas tardo-feministas: pretendéis que es más rentable contratar mujeres, pero ignoráis que en España está prohibido por ley y por convenio cobrar distinto por igual trabajo. Podéis aplaudir con las orejas la iniciativa islandesa de garantizar por ley la equiparación salarial, pero es que en España esa equiparación está garantizada desde hace décadas. Os quejáis cansinamente de afrentas imaginarias cuando deberíais estar celebrando logros reales. Mucho me temo que sin el cabreo como única actitud ante el mundo perdéis vuestra esencia, pero al menos molestaros en no acudir a falacias tan sencillas de rebatir.

Y ahora, se abre la veda de los comentarios no-razonados ...

(posesodegerasa)

¿QUÉ SUCEDE EN EL CIELO?



NOTICIAS FABRICADAS, ACTORES DE CRISIS Y MÁS MENTIRAS DE LA T.V.


martes, 20 de febrero de 2018

EL PAPA BENEDICTO XVI FUE OBLIGADO A RENUNCIAR POR LA PRESIÓN DEL "ESTADO PROFUNDO"



George Soros, Barack Obama y Hillary Clinton orquestaron un golpe en el Vaticano para derrocar al conservador Papa Benedicto XVI en febrero de 2013, según los correos electrónicos de WikiLeaks.

El Papa Benedicto XVI se convirtió en el primer Papa en renunciar desde el Papa Gregorio XII en 1415, y el primero en hacerlo por su propia iniciativa desde el Papa Celestino V en 1294.

Gloria.tv informa: Sin embargo, el grupo de líderes católicos cita nuevas pruebas descubiertas en correos electrónicos publicados por WikiLeaks para afirmar que el conservador Papa Benedicto XVI no renunció por su propia iniciativa, sino que fue expulsado del Vaticano por un golpe que el grupo de investigadores están llamando la “primavera católica”.

Soros, Obama y Clinton usaron la maquinaria diplomática, el poder político y el poder financiero de los Estados Unidos para coaccionar, sobornar y chantajear el “cambio de régimen” en la Iglesia Católica Romana con el fin de reemplazar al conservador Benedicto con el actual Papa Francisco, que desde entonces convertirse en un portavoz improbable para la izquierda internacional, asombrosos católicos de todo el mundo.

Ahora el grupo de líderes católicos ha enviado una carta al presidente Trump instándole a iniciar una investigación oficial sobre las actividades de George Soros, Barack Obama, Hillary Clinton (y otros) que alegan estuvieron involucrados en la orquestación de la Primavera Católica que resultó en su objetivo de “cambio de régimen” en el Vaticano.

Los líderes católicos citan ocho preguntas específicas que buscan haber respondido sobre eventos sospechosos que llevaron a la renuncia del Papa Benedicto XVI, la primera abdicación papal en 700 años.

“Específicamente, tenemos razones para creer que un ‘cambio de régimen’ del Vaticano fue diseñado por la administración Obama”, dicen los peticionarios, en su carta del 20 de enero al presidente Trump.

“Nos alarmamos al descubrir”, señala su carta, “que, durante el tercer año del primer mandato de la administración Obama, su oponente anterior, la secretaria de Estado Hillary Clinton, y otros funcionarios del gobierno con quienes ella se asoció propusieron una revolución católica”. “en el que se realizaría la desaparición final de lo que quedaba de la Iglesia Católica en América”.

La carta incluye enlaces a documentos y noticias que subrayan sus afirmaciones. Primero dirige la atención a los notorios correos electrónicos de Soros-Clinton-Podesta revelados el año pasado por WikiLeaks, en los que Podesta y otros progresistas discutían el cambio de régimen para eliminar lo que describieron como la “dictadura de la edad media” en la Iglesia Católica.

Con respecto a los correos electrónicos de Podesta en cuestión, The New American informó en octubre pasado:

“Podesta, un consejero / confidente de Clinton desde hace mucho tiempo y destacado activista para el financista izquierdista George Soros, reveló en un correo electrónico de 2011 que él y otros activistas estaban trabajando para llevar a cabo una revolución de la Primavera Católica dentro de la Iglesia Católica, una referencia obvia a los desastrosos golpes de estado de la “Primavera Árabe” organizados ese mismo año por el equipo de Obama-Clinton-Soros que desestabilizaron Medio Oriente y llevaron al poder a regímenes islamistas radicales y grupos terroristas en la región. El correo electrónico de Podesta es una respuesta a otro radical financiado por Soros: Sandy Newman, fundador de Voices for Progress “progresivo”. Newman había escrito a Podesta buscando consejo sobre la mejor manera de “sembrar las semillas de la revolución” en la Iglesia Católica, que describió como una “dictadura de la Edad Media [sic]”.

En su carta al presidente Trump, el grupo de líderes católicos escribe: “Aproximadamente un año después de este debate por correo electrónico, que nunca se hizo público, encontramos que el Papa Benedicto XVI abdicó en circunstancias muy inusuales y fue reemplazado por un Papa cuya aparente misión es proporcionar un componente espiritual a la agenda ideológica radical de la izquierda internacional. El Pontificado del Papa Francisco ha cuestionado su propia legitimidad en una multitud de ocasiones “.

“Seguimos desconcertados por el comportamiento de este Papa ideológicamente cargado, cuya misión parece ser avanzar en las agendas seculares de la izquierda en lugar de guiar a la Iglesia Católica en su misión sagrada”, dicen, expresando los pensamientos de millones de católicos en todo el mundo. mundo aturdido por la ideología de izquierda del Papa Francisco. “Simplemente no es la función propia de un Papa involucrarse en política hasta el punto de que se lo considera el líder de la izquierda internacional”.

Ellos continúan :

“Con todo esto en mente y deseando lo mejor para nuestro país y para los católicos de todo el mundo, creemos que es responsabilidad de los católicos de Estados Unidos leales e informados solicitarle que autorice una investigación sobre las siguientes preguntas:

– ¿Para qué fines estaba la Agencia de Seguridad Nacional monitoreando el cónclave que eligió al Papa Francisco?

– ¿Qué otras operaciones encubiertas fueron llevadas a cabo por agentes del gobierno de E.E.U.U. Con respecto a la renuncia del Papa Benedicto o el cónclave que eligió al Papa Francisco?

– ¿Los agentes del gobierno de los E.E.U.U. Tuvieron contacto con el “Cardenal Danneels Mafia”?

– Las transacciones monetarias internacionales con el Vaticano fueron suspendidas durante los últimos días antes de la renuncia del Papa Benedicto. ¿Hubo alguna agencia del gobierno de los Estados Unidos involucrada en esto?

– ¿Por qué se reanudaron las transacciones monetarias internacionales el 12 de febrero de 2013, un día después de que Benedicto XVI anunciara su renuncia? ¿Fue pura coincidencia?

– ¿Qué acciones, en su caso, fueron tomadas por John Podesta, Hillary Clinton y otros vinculados a la administración Obama que participaron en la discusión proponiendo el fomento de una “primavera católica”?

– ¿Cuál fue el propósito y la naturaleza de la reunión secreta entre el Vicepresidente Joseph Biden y el Papa Benedicto XVI en el Vaticano el 3 de junio de 2011 o alrededor de esa fecha?

– ¿Qué papeles jugó George Soros y otros financieros internacionales que actualmente residen en el territorio de los Estados Unidos?

La investigación que el grupo de líderes católicos está solicitando al presidente Trump debería ser de interés para más que solo católicos. La capacidad de George Soros para cooptar figuras políticas importantes para ayudar a sus planes radicales para los estados nación es bien conocida; pero su habilidad para forzar un “cambio de régimen” en la iglesia católica, una institución previamente impenetrable desde el exterior, plantea serias dudas sobre su potencial para el caos global. La investigación, y el castigo, deberían comenzar de inmediato.

(Fuente: http://yournewswire.com/; visto en https://laverdadofende.blog/)

LOS EMIRATOS ÁRABES DIRIGEN EL TRÁFICO HUMANO HACIA EUROPA COMO MEDIDA DE PRESIÓN PARA CHANTAJEAR A LA U.E.



Un alto cargo de la Oficina de Inmigración Ilegal de Libia informaba el martes de la pasada semana de que los Emiratos Árabes Unidos (EAU) apoyan y financian el tráfico humano de África a Europa para usar a estas personas como ariete de presión contra los países europeos en beneficio propio.

“Emiratos Árabes Unidos (…) no tiene interacciones directas con comerciantes y contrabandistas y no entra en detalles sino que solo brinda apoyos financieros al tráfico humano por motivos políticos”, declaró el mismo funcionario, que desea permanecer en el anonimato.

El oficial, que basa su acusación en los testimonios de los inmigrantes que se encuentran en el centro de refugiados rescatados de Libia, ha precisado que los emiratíes equipan a los traficantes con nuevos vehículos capaces de moverse en las áreas desérticas, les suministran armas y ayudan a los principales traficantes a escapar.

Sobre los motivos de Abu Dabi, la fuente asegura que son políticos, estimando que los emiratíes promueven la inmigración de ciudadanos africanos a Europa para usarlos como palanca de presión contra los países europeos y materializar así sus propios objetivos políticos.

Europa, desde enero de 2015, testimonia un masivo flujo de inmigrantes desde los países africanos y del Oriente Medio, la mayoría de los cuales pone en riesgo su vida atravesando el mar desde Libia al viejo continente. Un número indeterminado de estos migrantes ha perdido la vida en el proceso.


Varios grupos defensores de Derechos Humanos, como Amnistía Internacional (AI), han criticado el mal manejo de la Unión Europea (UE) de esta terrible situación.

(Fuente: http://www.elespiadigital.com/)